Páginas vistas en total

jueves, 20 de octubre de 2011

Un par de ejemplos históricos que hacen al caso

Quien me conoce un poco sabe que me gusta bastante la Historia. La Historia en general y la de España en particular. Procuro enterarme de la historia de los sitios a los que voy y en los que vivo entre otras razones porque te facilita entender lo que te rodea. El ciudadano medio es muy ignorante de la historia de su tierra y se aferra a las mentiras que le han podido contar o simplemente obvia el pasado sin darse cuenta de que es lo que marca su presente, si somos lo que somos es consecuencia de lo que hemos sido. Nuestro país ha sido muy desafortunado, desde que llegaron los visigodos hasta la actualidad los buenos líderes se cuentan con los dedos, etcétera (máximo 23 aunque personalmente creo que son muchos menos). Entre los reyes que yo sepa se salva Fernando III de Castilla, alias "El santo" y después el que tenemos ahora viene a ser lo más presentable, de los demás es mejor olvidarse.

Se suele decir que la Historia se repite. Como además de gustarme la Historia también me gusta la Biología, creo que tengo una interpretación para eso. No es que la historia sea cíclica, es que el repertorio de respuestas del animal humano es muy limitado y antes o después se reproducen las mismas situaciones. Los que nos dedicamos a la ciencia en alguna de sus formas somos dados a observar, modelizar lo que vemos y tratar de extrapolarlo para predecir el futuro o explicar el presente. Por eso, observando lo que ocurre en el País Vasco en estos días no puedo dejar de caer en una extrapolación. La cuento a ver si estamos de acuerdo.

Durante el siglo XIX varios estados europeos vivieron un gran desarrollo económico, particulamente Reino Unido, Francia y Alemania. El desarrollo de la tecnología no era muy intenso en aquella época con lo que el crecimiento era de tipo expansivo y básicamente consistía en ocupar los terruños del prójimo para sacar de allí lo necesario para alimentar la industria nacional. Los recursos naturales en aquel entonces se consideraban infinitos, de hecho había tierras desconocidas, recordad el típico mapa de las películas de Tarzán o aquella en la que Stewart Granger buscaba las minas del rey Salomón donde siempre había una "Terra Incognita" (esto es una referencia bibliográfica y lo demás son tonterías). Precisamente Alemania llegó la última al reparto del pastel puesto que fue el último estado en erigirse como tal y para cuando quiso participar, franceses y británicos se lo habían quedado ya casi todo. Esta circunstancia condujo a una creciente tensión que culmina en 1914 cuando por un quítame allá esas pajas, la mayor parte de europa se mete hasta las trancas en la mayor sangría ocurrida hasta la época.


Stewart Granger buscando minas

La Gran Guerra, como se la llamó en su día tuvo varios frentes pero donde se jugaba el tema era en el frente occidental, sobre tierras de Francia y Bélgica, donde murieron varios millones de soldados alemanes, franceses, británicos y belgas, sí, sí, millones. Como dijo alguien, las guerras las gana quien tiene el último escudo, en referencia a la moneda tan típica en Europa en el siglo XVI y en Portugal hasta hace nada. En este caso los alemanes se gastaron sus últimos escudos en el verano de 1918 pero no fueron suficientes para acabar con lo que les quedaba en caja a Francia y Reino Unido que además contaban con la reciente incorporación del "amigo americano". Mandaba el ejército aliado un general francés, Ferdinand Foch, que decidió, craso error, aceptar cualquier tipo de rendición alemana. Así, el 11 de noviembre de 1918, Ludendorf rindió formalmente el ejército alemán, los supervivientes se retiraron a sus casas, Alemania aceptó unas condiciones draconianas que tardó un par de años en incumplir y los ejércitos aliados jamás entraron en Alemania con excepción de Alsacia que fue reintegrada a Francia. Se aplicó el principio que recientemente recordaba Carles Francino desde la SER, "a enemigo que huye...". Error. Error porque no habían pasado 21 años cuando se lió otra todavía más gorda, el enemigo regresó por el mismo puente de plata multiplicado por ciento.

Antes de eso, como los aliados se barruntaban lo que podía ocurrir, en lugar de coger el toro por los cuernos y hacer con Hitler lo que se merecen los dictadores, delincuentes y la mala gente en general, se intentó una gracieta que se llamó la "política de apaciguamiento" que básicamente consistía en darle al malo lo que iba pidiendo con la pueril explicación de que en el fondo es un buen chico con una mala infancia pero ya verás como con esto se calma. Así, Nevile Chamberlain, Primer Ministro de su Graciosa Majestad, con Francia haciéndole los coros, tragó con que Hitler se quedase con Checoslovaquia, con Austria, que tirase bombas en España, que militarizase Renania y todo para acabar en lo que acabó, una sangría todavía mayor que aquella de la tan mal recuerdo guardaban y que no querían repetir. Churchill, que por cierto era un facha, lo expresó muy bien: «Tuvo usted para elegir entre la humillación y la guerra, eligió la humillación y nos llevará a la guerra.»


Pues bien, a mi se me antoja que renunciar a enviar a prisión a toda la ETA incluido el portero de la sede es repetir el error de Ferdinand Foch aceptando un armisticio en lugar de desfilar por Berlín, el puente de plata de Francino, y que la que la "conferencia de paz"de San Sebastián y el derroche de piropos que últimamente se dedican desde el poder a los integrantes de la banda y cuantos simpatizan con ellos, es talmente la política de apaciguamiento de Chamberlain. Espero equivocarme porque de lo contrario un nuevo crimen de la ETA es la tercera variable de la ecuación y la lamentable demostración de la hipótesis.

A ver quien me argumenta...

13 comentarios:

  1. Me encantaria decir otra cosa e incluso tomarme una copa para celebrarlo pero no me fio y ojala me equivoque.me faltan unas palabras del comunicado a las victimas.no se a vosotros...

    ResponderEliminar
  2. Tienes razon Paula... al comunicado le faltaban algunas palabras como " Pedimos perdon por haber asesinado vilmente a 829 personas y nos arrepentimos de haber sido unos hijos de puta durante 50 años..." por poner un ejemplo....

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con vosotras dos pero a la vez estoy contenta, no lo puedo evitar, soy una optimista.
    Ayer me enterneció mucho ver como Rubalcaba se emocionaba en el comunicado que dio tras conocerse la noticia.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo no podría ser más pesimista. No tenemos remedio. Continuaremos haciendo lo que mejor se nos da: hacer "como si". Como si ETA estuviera vencida, como si hubiera algo que celebrar, como si el alcalde de San Sebastian no fuera un simpatizante de ETA (y ha llegado allí con una mayoría exigua!), como si el Diputado General de Guipúzcua no fuera un otro filo-ETArra. Como si los ETArras simplemente no hubieran decidido que ya están donde querían y ya no merece la pena matar más. Como si no tuvieran razón diciendo que gracias a lo que han matado están donde están, por que tenían delante a los españoles, apocados y cobardones y capitaneados, ni más ni menos que ... por ZP. El fenómeno para el que su nación es discutida y discutible (la de los otros no) y cree que la tierra sólo es del viento. Nada, a seguir celebrando! Como dijo el otro, de victoria en victoria hasta la derrota final. No hay más que ver las sonrisas que tienen estos días los etarras "derrotados".

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo con Carlitos. Y que decir del relato de Alfredo? A mi también me gusta mucho la historia y también he visto paralelismos entre la política de apaciguamiento de Lord Chamberlain y lo que está ocurriendo desde hace unos años en El País Vasco con ETA. Bueno, y lo que también está ocurriendo con los nacionalistas, tanto en el País Vasco como en Cataluña. Lo malo es que, a parte de debilidad, hay interés por el voto, se intenta arañar votos aunque sea a costa de las víctimas.

    ResponderEliminar
  6. Por cierto Alfredo, a mi también me parecen buenos reyes Isabel la Católica (incluso también su marido, aunque fuera un h.p.), Carlos I (aunque derrochara en guerras de religión, ya lo sé, pero era el Emperador) y Carlos III

    ResponderEliminar
  7. A continuación, un humilde comentario en apoyo al mantenimiento de este blog:

    Estoy de acuerdo en que los asesinos a la cárcel y sin atenuantes! Es difícil pensar que existe un cese definitivo (que decide, resuelve o concluye), cuando perdura el recuerdo en la mente de los familiares de los víctimas del terrorismo.

    Además, y si me lo permitís, me gustaría dar un voto de confianza a la sociedad vasca que en su mayoría condena y no acepta la violencia. Todos ellos a partir de ahora deberían dar una lección a todos aquellos que seguís siendo pesimistas, y aprovechar la oportunidad que les debería brindar el poder convivir en una democracia sin miedos, para demostrar la riqueza de este país.

    ResponderEliminar
  8. Yo quiero ver pudrirse en la cárcel a TODOS y CADA UNO de los hijos de la gran puta que han formado parte de E.T.A. (que puestos a ser finos, hay que poner los puntos) Y de hecho a más de uno y a más de dos le mostraba hasta qué punto se puede ser retorcido y sanguinario.
    Dicho esto, me parece ridículo tensar la cuerda en un momento en el que los del otro lado han decidido aflojar, un poco, pero aflojar. Hace ya varios años que están perdiendo apoyo popular y creo que una postura demasiado dura e inflexible puede repercutir en una nueva generación de jóvenes con el cerebro lavado que se sientan víctimas de un "estado opresor"
    Ni siquiera en irlanda del norte, donde se metió el ejército A SACO, acabó la cosa con todos los malos en la cárcel y los británicos haciéndoles cortes de mangas. Y todos sabemos cómo se las gastaba el I.R.A. y cómo se las gastaba el ejército británico.

    Así que yo no puedo más que pensar que E.T.A. se ha ido a tomar por saco, (aunque el pensamiento de más de uno seguirá a su favor) y no sabéis lo que me alegro porque tengo unos cuantos trabajos por aquellos lares...

    ResponderEliminar
  9. Queridos todos:

    Vuestros agudos comentarios me sugieren muchas cosas, tantas que daría para otra entrada completa. Podría hablar del IRA y la represión británica, de que siempre fueron diferentes países y de que los irlandeses eran ciudadanos de segunda, con menos derechos que los ingleses, alguna obligación menos (no se esperaba de ellos que fuesen a las guerras de Su Majestad, por ejemplo)y en una situación técnica de invasión. Podría contar lo del policía nacional apaleado por seis energúmenos en Pamplona para celebrar el chupinazo; le apalearon, le provocaron pérdida de masa encefálica y la incapacidad laboral permanente y siguen libres, jamás ingrsaron en prisión, viven en Pamplona y se cruzan con su víctima de vez en cuando sin siquiera reconocerla. Pero mira, no. Me voy a quedar con algo que parece una anécdota pero que, a mi juicio, representa el verdadero, profundo y más extenso sentir del pueblo vasco: Preguntados por su sentimiento ante el comunicado los jugadores del Athletic Club de Bilbao y sus directivos, todos ellos se negaron a responder y dijeron que de política no hablaban. Miedo. Ese es y ha sido el sentir del pueblo vasco, el miedo y esa es la fuerza de la ETA. Eso hace que la gente se calle, que mire hacia otro lado o que se vaya de su tierra. Me creeré lo del fin del terrorismo cuando el gobierno vasco deje de llevar escolta incluso para ir a cagar.

    Una nota ilustrativa marginal para aquellos que lo ignoran: El Athletic Club de Bilbao es un equipo de fútbol que sólo admite en plantilla jugadores de las tres provincias vascas, Navarra y el País Vasco-Francés. Sin embargo ellos no se reconocen racistas ni ninguna de las cosas que su actitud probablemente nos sugiere a todos.

    ResponderEliminar
  10. Agradeciendo mucho a Manolita su participación en este blog y con la esperanza de que se repita muchas veces.

    ResponderEliminar
  11. Efectivamente, el conflicto de Irlanda del Norte no tiene nada que ver con lo que ha ocurrido en el País Vasco. Los Ingleses eran los invasores protestantes, mientras que los Irlandeses eran los ocupados católicos. En cambio aquí, por poner un ejemplo, se protegieron las "vacaciones fiscales" incluso en la dictadura franquista, y no creo que estuvieran más oprimidos los vascos que los de albacete durante aquella época. Alfredo, por favor, remata esto con otra entradilla, que creo que hace falta.

    ResponderEliminar
  12. Pues a mí lo que me cuenta uno que es de allí es que ahora se puede hablar, y hace 9 años no.
    En cuanto a que haya borrokas o etarras por la calle, no deja de ser un ejemplo más entre tantos de que hay gentuza que se escapa de que les enchironen. El que intentó mangarle el coche a H con ella dentro sin ir más lejos.

    En lo del Athletic me parece a mí que influye más la vertiente económica (mucho socio puede dejar de serlo en caso de que haya un comunicado oficial del club) que la otra. Entre otras cosas porque más de un jugador será simpatizante de Bildu o E.T.A. en el peor de los casos.

    ResponderEliminar